jueves


Que recuerdos cuando comia bocadillos de calamares en la Cicer despues de una jornada carnavalera y arrabalera¡, ¡todos alli en el Tocata pensando que ibamos disfrazados de marineros, cuando en realidad era nuestro uniforme¡

Vacilabamos que daba gusto en los chiringuitos entre sones de salsa mezclados con rumbas y cha cha cha, ligando con las morenas mientras nos tragabamos unas rubias.

Por cierto, que antes pescaba morenas, pero ahora prefiero doradas, porque no son tan resbaladizas y encima no tengo que andar cantandoles canciones para pillarlas.

Y de madrugada a comer churros y cafeyleche a la Madrileña pequeña de Ripoche, que nos gustaba mas que la principal, porque los churros tenian mas consistencia y mas masa.

Dormiamos la mona en cualquier acera y nunca recordaba lo que habia hecho,¡pero es que no todos los dias es carnaval¡

Ahora soy mas comedido y no me cojo esas borracheras.Y es que prefiero irme a pescar,¡cosas de la edad¡

Y es que yo con la caña en la mano, mis atarecos, mi marboro colgado del labio y mis fisiologicas soy el hombre mas feliz del mundo.

3 comentarios:

Cuentame un cuento dijo...

Eres el diablo montado en bicicleta¡, no sabes como me he reido con la letra del video,jajajaja, es que no puedo parar de reir¡
Fijate,que me he puesto hasta carnavalera con este aire que le has dado al blog.Me pasare ma sa menudo, un abrazo de tu amiga siempre Chuchi.

Lore dijo...

Que rico el café o chocolate con churros calentitos,cuando la madrugada te ha pillado en la calle y el fresco hace mella.

Pero eso de recordar...uy que te estás haciendo viejo, aunque pensando bien, no, no és eso, és que ahora te ha dado por salir de pesca.Jajaja, ¿me dirás como has llegado a la conclusión de que las morenas son mas resbalosas????
Jajajaja.

Besos.

Cuentame un cuento dijo...

Yo tambien quiero saber porque las morenas te parecen tan resbaladizas